miércoles, 15 de marzo de 2017

London Calling

Esta imagen que a la postre sería la portada de mi libro la tomé la década pasada en un viaje a Londres. Solo experimentaba con mi cámara y así, sin proponérmelo, salió una instantánea bastante chula. No sé si con mi libro pasará igual...A lo mejor para eso también necesito un autobús que pase rápido.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Nuevo libro del autor de Sulfamidas

El infame autor de "Sulfamidas" publica otra novela: "Perdona que no vuelva a casa esta noche" Historias de treintañeros, colegas, amor, emoción, aventura, rock¨n roll, etc, etc... Una pasada. Nadie debería perdérsela. De verdad de la buena. Palabrita de niño Jesús.
¡Cómpralo aquí antes de que se agote! (es mentira, no se agota porque es autoeditado y te lo imprimen y mandan según los que pidas)

domingo, 25 de noviembre de 2012

Probablemente a nadie le importe, pero este blog se clausura. Dado el poco movimiento del mismo y mi implicación en otros menesteres he decidido cerrar la persiana. ¿Volverá? Quién sabe. Si lo hizo Rocky Balboa todo es posible. Eso es lo que hay. Gracias a los han perdido su tiempo leyendo mis zarandajas. (eso sí, el libro sigue a la venta)

domingo, 15 de abril de 2012

El particular rincón de pensar





-Lo siento, pero no os la puedo dar. No lo toméis como algo personal, son convicciones morales.
-Pero por favor, no le cuesta ningún trabajo…
-Lo siento, de verdad, no me veáis como una criatura amargada de gusto acre. Son unos principios, y ojalá pudiera olvidarlos, y aunque no lo creáis os acompaña mi sentimiento de condescendencia.
-De nuevo se lo pido. No se imagina lo que puede representar para nosotros.
-Soy consciente de vuestro drama, pero no puedo ser testigo de tal desapego. Tenéis que asumir la responsabilidad de vuestros actos, porque no todo es un terreno fértil para el amor y el entusiasmo sin un efecto a tan desenfrenada causa. Sería un ser de una mezquindad detestable si pensara así y os la diera. Os digo que lo siento una vez más.

La pareja se levantó y abandonó la sala cabizbajos.

-¿Y ahora qué podemos hacer? Este tipo ha pasado de nosotros. Mamón… - resopló él
-Pues tal vez tenga razón… - pensó ella en voz alta-
-¿Cómo? Pero ¿estás loca?
-Tal vez tengamos que asumir las consecuencias de nuestros actos, y aunque las interrogaciones son vertiginosas, cargar con el peso de nuestra mala cabeza. El peso de unas contagiadas convicciones morales.
-¡Madre mía! ¡Ahora la confusión es absoluta! Tal vez vuestro pensamiento tenga una mínima justificación. Ya no sé lo que está bien o está mal, pero si sé que continuar sería una manera muy durar de pagar los pecados.
-Los pagaremos. Juntos. La existencia entera. A lo mejor esto es un don maravilloso, una demostración de amor que se materializa.

Él suspiró y calló.

El tiempo pasó y ese niño nació. Creció y fue criado con entusiasmo y devoción en el marco de esas convicciones morales que le permitieron nacer a pesar de la desesperación e ingenuidad nostálgica, gracias al apoyo de un amor entusiasta y desinteresado.
Hasta que la fatalidad le transformó, con fatales consecuencias y dejándolo en vísperas de un hundimiento inminente. La atracción oscura que lleva a la degradación convirtiéndose en la agonía de, paradójicamente, un tipo exento de convicciones morales. Tan oscuras que no reciclaba y, además, decía “diferencia” y “haiga”.

viernes, 30 de marzo de 2012


Sulfamidas continua violando los clásicos del cine.

viernes, 2 de marzo de 2012

SMS


SMS

Y de repente ella abrió de golpe la puerta y lo abrazó
- ¡Cariño, por ti he vuelto! Creía que tenía claro que debía dejarte, pero tu mensaje me hizo darme cuenta de mi error:

" T exo d - .No pued vivir sin tus cntsts llamads de tfn ni tus celos. Añoro hasta a tu madr. Q haré ahora?Tendr q buscar mujers en los bars q me curen l alma rota :( "

- La verdad es que yo también te echaba de menos. Esta vez nos va a ir todo mejor…ya verás.

En ese momento él cayó en la cuenta de lo complicado que era expresar la ironía en un sms.

domingo, 19 de febrero de 2012

Póngame una de cuarto y mitad de valor.


Siempre he tenido serios problemas para romper una relación. En realidad siempre he tenido problemas con las relaciones. Yo creo que relacionarme con gente me convierte a mí en peor persona. Asertividad que lo llaman algunos entendidos. Esto no es nuevo, y ya desde pequeño me costaba hacer frente a los demás niños del colegio. Sin ningún motivo aparente acudían a mí, y siempre en busca de provecho. Recuerdo todavía cuando al salir de la piscina mi madre me compraba un Frigodedo y mi vecinita venía corriendo a pedirme. Ella sabía con total seguridad que nunca iba a decirle que no, ya que a lo largo del verano había comprobado empíricamente mi incapacidad para negarme, así que sin hablar y con la mano temblorosa le ofrecía de mi helado, y ella, de un bocado, se comía todo el dedo. Una y otra vez se repetía la ecuación, y para mí la tarde estaba arruinada. El dedo era el culmen del frigopie. El dedo representa la Quintaesencia de los helados. Un frigopie sin dedo era para mí una entelelequia absurda. Y así continué durante el resto de mi infancia y adolescencia. Si hoy sigo aquí es debido al fracaso de la selección natural.
Al llegar a la universidad este tipo de problemas se agudizaron, porque al intrincado teorema había que añadirle otra x (una xx concretamente) y mis pocas expectativas por cumplir. Así, durante estos años, en los que todos me pedían apuntes que luego no me devolvían, conocí a una chica. Convencido con el tiempo de que no era para mí, intenté dejarla con un sms, para así no tener que verle la cara y sentir mi culpabilidad reflejada en sus ojos, pero no salió como esperaba, ya que me respondió con un emoticono de esos de dos puntos y un paréntesis :( y no tuve más remedio que volver con ella.
Al final terminó dejándome, como lo hicieron todas las siguientes. Solo tenían que percatarse de mi actitud pusilánime. Era lamentable, pero funcionaba. Para mí es muy fácil ser al que dejan, quedas libre de culpas y acabas siendo un héroe romántico.
Pero con esta chica eso no funcionaba, incluso creo que eso la atraía, así que tuve que tomar la iniciativa, y como sabía que no podría enfrentarme a ella me inventaría una mentira, cosa que me sería difícil porque siempre he nadado en el autoengaño.

-Cariño, creo que deberíamos dejarlo… Me han traslado a Alaska, así, de repente, y ya sabes lo complicadas que son las relaciones a distancia….
-No me importa. El frío es bueno para el cutis y los pingüinos son mi animal preferido.
-Si…pero es que ahora mismo me encuentro en un momento complicado y …
-Sabes que soy buena resolviendo sudokus y crucigramas.
-…tengo que encontrarme a mi mismo…
-Te dejo mi brújula
-Creo que soy gay…
-No me importa…

Nada funciona, así que solo podía tomar medidas desesperadas.

-El médico me ha dicho que me quedan dos meses de vida, y no quiero hacerte sufrir con una tragedia de esas proporciones, así que…
-¡A mí también! ¡Pasaremos nuestro últimos días juntos, mi amor…!


Pensé que ninguna excusa le valía, y que si la pobre iba a fallecer, quién era yo para darle ese disgusto,total, por un par de meses más…
Desde entonces han pasado dos años. Empiezo a sospechar que me engañaba…
El plan fue un error, como lo fue pensar que la temperatura no sería tan extrema en Alaska.